Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘fragmentos de obras interesantes’ Category

Hay palabras que no decimos
y que ponemos sin decirlas en las cosas.

Y las cosas las guardan,
y un día nos contestan con ellas
y nos salvan el mundo,
con un amor secreto
en cuyos dos extremos
hay una sola entrada.

¿No habrá alguna palabra
de esas que no decimos
que hayamos colocado
sin querer en la nada?

Roberto Juarroz

Read Full Post »

Obra maestra del género de la novela histórica.  Es una de mis novelas históricas favoritas y está muy bien documentada y narrada. Follett es un especialista en la materia y da muestra de ello a lo largo de toda la novela, además, escribe muy bien y desarrolla la trama de forma muy fluida. Se trata de una obra muy extensa, de casi 1500 páginas, pero si te gusta leer y te apasiona la Historia medieval, vas a disfrutar enormemente. No esperes más para leerla, porque es un verdadero manjar.
“Jack tropezó con la mirada de Aliena, esbozó una sonrisa y apartó la vista, como si le avergonzara el que la hubiese sorprendido mirándola. Era un muchacho extraño, con la cabeza llena de ideas. Aliena todavía le recordaba como un chiquillo que no sabía como se concebía a los niños. Sin embargo, apenas sí había reparado en él cuando se quedó a vivir en Kingsbridge. Y ahora parecía tan diferente, una persona tan nueva que era como si hubiese surgido de pronto, igual que una flor que aparece una mañana donde el día anterior no había más que tierra desnuda. Para empezar, había perdido aquél aspecto peculiar. Aliena lo miró risueña y divertida, y se dijo que las jóvenes debían encontrarlo guapísimo. Desde luego, tenía una bonita sonrisa. Ella no daba importancia a su apariencia, pero se sentía algo intrigada por su asombrosa imaginación. Había descubierto que no sólo sabía poemas completos, algunos de ellos con miles de versos, sino que también podía hacerlos a medida que recitaba, de manera que Aliena nunca sabía si los estaba recitando de memoria o improvisaba. Y las historias no eran lo único sorprendente en él. Sentía curiosidad por todo y se mostraba desconcertado por cosas que los demás daban por sentado”.
Fragmento de “Los pilares de la tierra” de Ken Follett

Read Full Post »

“Cada ochenta o noventa perlas aparece un diamante. Un diamante, para que me entiendas, es una de esas personas que se hace tan básica y tan importante en tu vida que parece creada únicamente para ti”.

Fragmento de “Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven” de Albert Espinosa

Read Full Post »

¿Cómo no he publicado antes algún fragmento de “La Sombra del viento”, siendo uno de mis libros favoritos? Lo leí hace varios años, en 2005, si no me falla la memoria, y es de los pocos libros que me han enganchado hasta el punto de quedarme hasta las cuatro de la madrugada leyendo sin cesar. No me importaba dormir poco, el libro me pedía más y más y no podía dejar de leerlo. Ruíz Zafón se distingue por una prosa poética poco habitual en los tiempos que corren. Su narrativa tiene un tinte especial, con cierta influencia de la prosa que Bécquer plasmó en sus “Leyendas”. Cada frase de “La Sombra del viento” es un verso hecho oración. ¿Y qué decir de esta intrigante novela? a pesar de haberla leído hace tantos años, recuerdo perfectamente la trama y el suspense que me mantuvo en vilo durante dos días, los que tardé en leerla. La ciudad condal en tiempos de posguerra sirve como telón de fondo para una historia donde el amor y el misterio confluyen al unísono, haciendo palpitar nuestro corazón tras cada página. Esta novela marca a quien la lee. A mí me dejó una huella imborrable. Sin duda, quiero volver a leerla, y la recomiendo, fervientemente, a quien todavía no la haya leído.

“Este lugar es un misterio, Daniel, un santuario. Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, su espíritu crece y se hace fuerte. Hace ya muchos años, cuando mi padre me trajo por primera vez aquí, este lugar ya era viejo. Quizá tan viejo como la misma ciudad. Nadie sabe a ciencia cierta desde cuándo existe, o quiénes lo crearon. Te diré lo que mi padre me dijo a mí. Cuando una biblioteca desaparece, cuando una librería cierra sus puertas, cuando un libro se pierde en el olvido, los que conocemos este lugar, los guardianes, nos aseguramos de que llegue aquí. En este lugar, los libros que ya nadie recuerda, los libros que se han perdido en el tiempo, viven para siempre, esperando llegar algún día a las manos de un nuevo lector, de un nuevo espíritu. En la tienda nosotros los vendemos y los compramos, pero en realidad los libros no tienen dueño. Cada libro que ves aquí ha sido el mejor amigo de alguien. Ahora sólo nos tienen a nosotros, Daniel. ¿Crees que vas a poder guardar este secreto?”.

“La sombra del viento” de Carlos Ruíz Zafón

Read Full Post »

“Es curioso, uno así mismo siempre se reconoce por los ojos, porque en ellos es donde anida ese miedo a dejarse de reconocer, a haber perdido algún eslabón de la propia herencia, el miedo es lo que une el yo de ahora con los de antes, un ansia de pesquisa que imprime al rostro la expresión más incondicional, como una lucecita al fondo de la pupila.”

Fragmento de “Irse de casa” de Carmen Martín Gaite

Read Full Post »

“No conoces mi voz interna, el latido de mi corazón ni mucho menos mi sentir. Le he cantado al amor y a los buenos sentimientos. Siempre he escrito lo que pienso. He desojado mil rosas, he suspirado en el viento. He llorado por dolor, he perdonado por amor. Guardé una estrella y mil te quieros en mi baúl de los recuerdos. No hubo culpable en esta guerra y si lo hubo no era amor. Cuánto le debo a esta vida que me ha enseñado lo que soy, a caminar sin mirar atrás, a reír y algunas veces hasta llorar. No me ha faltado el valor de gritar a los cuatros vientos todo lo que en esta vida siento, no hay rencor dentro de mí, sólo agradezco lo que fui, si sintiera que algún día me faltara el amor andaría vagando sin subsistir. ”

Fragmento (desconozco el autor/a)

Read Full Post »

“Las palabras sin destinatario no son verdaderamente palabras. Si no tienen eco, se pierden. Es como si nunca hubiesen existido. Es como escribir al viento, al desierto, al abismo. Si nadie me escucha, más vale seguir callada. Alguien debe escucharme. ¿ y quién mejor que tú?”

Fragmento de “Decirte adiós” de Philippe Besson

Read Full Post »

Older Posts »