Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 septiembre 2008

“Mi abuela tenía una teoría muy interesante; decía que todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos. Necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela. En este caso el oxígeno, por ejemplo, vendría del aliento de la persona que amamos; la vela podría ser cualquier tipo de comida, música, caricia, palabra o sonido que engendre la explosión que encenderá uno de los fósforos. Por un momento, nos deslumbra una emoción intensa. Una tibieza placentera crece dentro de nosotros, desvaneciéndose a medida que pasa el tiempo, hasta que llega una nueva explosión a revivirla. Cada persona tiene que descubrir qué disparará esas explosiones para poder vivir, puesto que la combustión que ocurre cuando uno de los fósforos se enciende es lo que nutre al alma. Ese fuego, en resumen, es su alimento. Si uno no averigua a tiempo qué cosa inicia esas explosiones, la caja de fósforos se humedece y ni uno solo de los fósforos se encenderá nunca”.

“Como agua para chocolate” de Laura Esquivel

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

“Cuando nuestros corazones se sienten acorralados por el olvido es cuando forzamos a salir a nuestros sentimientos”.

Read Full Post »

“A lo largo de los cruces de tu camino te encuentras con otras vidas: conocerlas o no conocerlas, vivirlas a fondo o dejarlas correr es asunto que sólo depende de la elección que efectúas en un instante. Aunque no lo sepas, en pasar de largo o desviarte a menudo está en juego tu existencia, y la de quien está a tu lado”.

“Donde el corazón te lleve” de Susanna Tamaro

Read Full Post »

“Dicen que la melancolía nace en el corazón de las personas cuando éstas ven que el amor de su vida se va para siempre, pero que este sentimiento se desvanece cuando sus dos almas se juntan para vivir.”

Read Full Post »

“De toda realidad que nos rodea sólo logramos captar una parte restringida. Y en esa parte frecuentemente impera la confusión porque está toda repleta de palabras, y las palabras, la mayor parte de las veces, en lugar de conducirnos a un sitio más amplio, nos hacen dar vueltas como un tío vivo. La comprensión exige silencio.

“Donde el corazón te lleve” de Susanna Tamaro

Read Full Post »

Ayer

Ayer pasó el pasado lentamente
con su vacilación definitiva
sabiéndote infeliz y a la deriva
con tus dudas selladas en la frente

ayer pasó el pasado por el puente
y se llevó tu libertad cautiva
cambiando su silencio en carne viva
por tus leves alarmas de inocente

ayer pasó el pasado con su historia
y su deshilachada incertidumbre/
con su huella de espanto y de reproche

fue haciendo del dolor una costumbre
sembrando de fracasos tu memoria
y dejándote a solas con la noche.

Mario Benedetti

Read Full Post »

Ayer

Ese telón de sedas amarillas

que un sol aún dora y un suspiro ondea.

En el soplo, el ayer vacila, y cruje.

En el espacio aún es, pero se piensa

o se ve. Dormido quien lo mira no responde,

pues ve un silencio, o es un amor dormido.

           Dormir, vivir, morir. Lenta la seda cruje diminuta,

finísima, soñada: real. Quien es signo,

una imagen de quien pensó, y ahí queda.

Trama donde el vivir se urdió despacio, y hebra a hebra

quedó, para el aliento en que aún se agita.

 

          Ignorar es vivir. Saber, morirlo.

Vicente Aleixandre

Read Full Post »

Older Posts »